10.  Vías semaforizadas

Cuando usted llega con su vehículo a una intersección con semáforo, cómo debe comportarse según la luz del mismo:
VERDE: Debe avanzar, atendiendo a los riesgos propios de la circulación.
ROJO: Detenerse antes de la línea marcada a tal efecto o de la senda peatonal.
ROJO INTERMITENTE: Como ésta advierte la presencia de cruce peligroso, detener la marcha y sólo reiniciarla cuando se observe que no existe riesgo alguno.
AMARILLO: Detenerse, si se estima que no se alcanzará a transponer la encrucijada antes que se encienda la roja.
AMARILLO INTERMITENTE: Circular con precaución, respetando las prioridades de los peatones.

En las vías públicas semaforizadas NO rigen las normas comunes sobre paso en las encrucijadas, la luz del semáforo habilita el paso.
Si se enciende la luz verde a su frente y otro vehículo o peatón no han finalizado el cruce, debe permitir finalizar el cruce de los otros.
En vías públicas semaforizadas de doble mano, está prohibido girar a la izquierda en las encrucijadas, salvo indicación luminosa que exprese lo contrario.

Aunque el semáforo regula la circulación, siempre es conveniente estar atento y tomar precauciones.

Autoevaluación de vías semaforizadas

Compartir