All for Joomla All for Webmasters

La Ciudad

La ciudad de Bahía Blanca

Sobre Bahía

La ciudad de Bahía Blanca es la cabecera del partido que lleva su mismo nombre y se encuentra ubicada geográficamente al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, siendo sus coordenadas 38° 44´ latitud sur y 62° 16´ longitud oeste.

Al partido de Bahía Blanca, además de la ciudad cabecera, lo integran también las localidades de Cabildo, General Daniel Cerri e Ingeniero White.

De acuerdo al último censo poblacional realizado en 2010, la población de la ciudad de Bahía Blanca asciende a 301.572 habitantes, observando un incremento intercensal relativo de 5,9% si se la compara con el censo 2001, cuando la población alcanzaba los 284.776 habitantes.

La población de la ciudad representa el 1,9% de la población bonaerense. En tanto, Cabildo cuenta con 2.244 habitantes e Ingeniero White con 10.486; en General Daniel Cerri y la zona rural que circunda a la localidad, se registraron 8.716 personas.

Bahía Blanca, por su magnitud poblacional, se ubica como el decimoséptimo centro más poblado de la Argentina. Desde el punto de vista geográfico es la segunda de las poblaciones costeras del país, detrás de Mar del Plata. En el ámbito de la provincia de Buenos Aires alcanza el cuarto lugar, detrás del Gran Buenos Aires, el Gran La Plata y Mar del Plata; y en lo que se conoce como la sexta sección electoral bonaerense, Bahía Blanca se constituye en el principal partido en términos de cantidad de población y actividad económica.

Infraestructura física y de servicios

Posee una importarte dotación de infraestructura física y de servicios que la consolidan como un centro urbano proveedor de bienes y servicios. Las zonas del micro y macro centro de la ciudad cuentan con red de agua potable, cloacas, electricidad, gas y telecomunicaciones. Las redes de servicios disminuyen su intensidad hacia la periferia.

La extensión de las redes de diferentes servicios favorece la calidad de vida de los vecinos y posibilita el desarrollo de actividades productivas.

Se encuentra relacionada con el centro y el sur de la Región Pampeana y el norte de la Patagonia mediante múltiples conexiones viales y ferroviarias.

En cuanto a las comunicaciones y medios de transporte merece destacarse que dentro del transporte automotor, ha adquirido gran relevancia el vinculado con el transporte de cargas; en relación al transporte terrestre de pasajeros y cargas livianas la ciudad cuenta con una terminal de ómnibus de media y larga distancia y posee servicios de minibuses que la conectan con las localidades de la  región.

El ferrocarril se encarga prioritariamente del traslado de cereales al puerto local y de productos petroquímicos con origen en la ciudad y destino Buenos Aires.

En la Aeroestación Civil Comandante Espora operan diferentes empresas aéreas que realizan vuelos de cabotaje.

Cuenta con un importante puerto que por su localización estratégica y por poseer 45 pies de profundidad, a partir de las obras de dragado del canal principal, se constituye en la vinculación de la ciudad con el exterior ya que posibilita un fluido intercambio comercial con el resto del mundo y lo convierten en la principal estación marítima de aguas profundas del país.

El puerto es la salida natural de la producción de cereales y oleaginosos de una vasta zona de influencia. Dentro de la zona portuaria se localizan empresas especializadas de gases, combustibles y subproductos químicos, como así también en la carga y/o descarga de cereales, oleaginosos y subproductos.

Centro comercial y de servicios

Desempeña un rol tradicional como centro comercial y de servicios para un amplio ámbito regional, lo que se traduce en un predominio de los empleos relacionados con el sector terciario. Más aún, en su carácter de “nodo” geográfico se fueron fortaleciendo las ocupaciones vinculadas con el funcionamiento y contralor de ciertas actividades de servicios básicas (electricidad, gas natural, telefonía).

En lo que respecta al sector comercial, se observa que está ampliamente diversificado y que presenta una destacada participación en la economía local.

El sector de venta minorista –integrado por comercios de alimentos y bebidas, prendas de vestir y calzados, y repuestos y accesorios automotrices- está orientado principalmente al mercado local.

Se debe resaltar también que desde fines de la década del ’90 se han radicado en la ciudad grandes superficies comerciales de venta, transformando las prácticas comerciales y generando nuevas alternativas de compras a los consumidores.

En particular, el sector servicios explica casi el 40% del valor agregado generado en la localidad, destacándose los servicios empresariales, inmobiliarios y de alquiler (16.33%), los de almacenamiento, comunicaciones y transporte (8.75%), los vinculados a la educación (4.50%) y a la salud (3.39%); todos ellos se encuentran asociados a la dinámica del sector industrial de la ciudad y a la demanda del resto de las localidades de la región.

Estructura industrial y vinculación tecnológica

En lo que respecta a la estructura industrial, pueden distinguirse en Bahía dos grupos bien diferenciados: por un lado, un conjunto de pequeñas empresas locales, conformado por micro, pequeñas y medianas empresas, especializadas en producciones flexibles o de carácter artesanal, escasamente diversificadas y orientadas fundamentalmente al mercado interno; y por otro, un grupo que se distingue por la presencia de un conjunto reducido de grandes establecimientos manufactureros que, en su mayor parte, deslocalizan las funciones de dirección y gerenciamiento.

Este segundo conjunto de firmas está integrado por compañías que utilizan tecnologías intensivas en capital, dedicadas mayoritariamente a la producción de productos petroquímicos, fertilizantes y refinamiento de petróleo y posee una participación significativa en la producción industrial local. Gran parte de la producción es exportada por el puerto bahiense.

Existe una intensa vinculación tecnológica de la industria con el sector científico bahiense dado que las grandes empresas demandan servicios tecnológicos a la Universidad Nacional del Sur y a PLAPIQUI (Planta Piloto de Química e Ingeniería Química). Sin embargo, no desarrollan encadenamientos productivos hacia atrás y adelante.

Población rural

La población rural ha ido disminuyendo como resultado de la expulsión de población hacia la ciudad cabecera; de acuerdo al censo poblacional 2001 la población rural del Partido de Bahía Blanca ascendía solo a 1.627 personas.

En dicho ámbito predominan las actividades agrícolo-ganaderas, las que se realizan de forma extensiva (el 25 % de la superficie rural se destina al cultivo de trigo, avena, girasol, maíz y sorgo en tanto que la producción ganadera se realiza en el 75% restante) y no presentan una importancia destacada desde el punto de vista económico.

Existen también algunas actividades practicadas en forma intensiva (horticultura, criaderos de aves y ponedoras).

Infraestructura educativa y científico-tecnológica

En el partido de Bahía Blanca se localizan establecimientos de los diferentes ciclos y modalidades educativas: Inicial, Escuela Primaria, Escuela Secundaria Básica, Escuela Secundaria Superior y un Centro de Educación Agraria, especial, educación para jóvenes adultos y adultos mayores, centros de formación profesional y educación técnico profesional, niveles de educación superior: terciario y universitario; y artístico. También se encuentran funcionando distintos niveles: inicial, primario, secundarios (ciclio básico y modalidaddes superiores) dependientes de la Universidad Nacional del Sur. Además de modalidades que no certifican nivel como centros de educación física y centros de psicología comunitaria (CEC).

El equipamiento educativo está integrado por un importante número de establecimientos estatales y privados que cubren la demanda existente.
Hay un total de 92 establecimientos educativos de nivel Primario, 71 de los cuales son de gestión pública, y los 21 restantes de gestión privada.
En cuanto a la enseñanza artística, varias son las instituciones educativas, como el Conservatorio Provincial de Música, la Escuela Superior de Artes Visuales, la Escuela de Danza Clásica y la de Teatro.

En lo que respecta a la enseñanza universitaria, se observa la presencia de una importante infraestructura educativa y científico-tecnológica, que presenta un carácter regional. Entre las diferentes universidades ofrecen una amplia y variada propuesta académica tanto de grado como de posgrado.
Bahía Blanca cuenta con dos universidades públicas nacionales (Universidad Nacional del Sur y la Facultad Regional Bahía Blanca de la Universidad Tecnológica Nacional) y una universidad provincial (Universidad Provincial del Sudoeste Bonaerense), y doce centros de investigación básica y aplicada dependientes del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina) y de la UNS, como son el CERZOS (Centro de Recursos Renovables de la Zona Semiárida), PLAQUIQUI (Planta Piloto de Química e Ingeniería Química), el INIBBIB (Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca), el IADO (Instituto Argentino de Oceanografía), el ICIC (Instituto de Ciencias e Ingeniería de la Computación), el IIESS (Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur), el , IFISUR (Instituto de Física del Sur), el IIIE (Instituto de Investigaciones en Ingeniería Eléctrica “Alfredo Desages”), el INBIOSUR (Instituto de Ciencias Biológicas y Biomédicas del Sur), el INGEOSUR (Instituto Geológico del Sur), el INMABB (Instituto de Matemática de Bahía Blanca), y el INQUISUR (Instituto de Química del Sur). Dichos institutos dan lugar a un núcleo de empleados de alta calificación dado que son más de 1000 los investigadores, profesionales, tecnólogos y becarios que desarrollan sus tareas en el ámbito de este Centro Científico Tecnológico.

También es sede de la Universidad Salesiana Argentina (UNISAL) y otras universidades, tanto públicas como privadas.

Actividad artística y cultural

Posee una intensa actividad artística y cultural desarrollada por entidades públicas y privadas que convierten a la ciudad en referente regional.

Además del Teatro Municipal –sitio emblemático de la ciudad- numerosas salas teatrales y de cine ofrecen variados espectáculos de diferentes disciplinas artísticas.

Dos experiencias locales congregan a numerosos asistentes y espectadores: La Comedia Municipal y el Encuentro Nacional de Artesanos.

Existen en la ciudad museos públicos y privados, entre los primeros se encuentran el Museo Histórico, Museo de Artes (de Bellas Artes y de Arte Contemporáneo), FerroWhite, Museo de Ciencias,  y del Puerto, Museo del Deporte, y Museo Fortín Cuatreros.

Además, tres organismos provinciales desarrollan sus actividades en la ciudad: La Orquesta Sinfónica, el Ballet del Sur y el Coro Provincial.

En cuanto a la enseñanza artística, varias son las instituciones educativas, como el Conservatorio Provincial de Música, la Escuela Superior de Artes Visuales, La Escuela de Danza Clásica y la de Teatro.

Sistema de salud

El sistema de salud del Partido de Bahía Blanca está compuesto por establecimientos públicos y privados que brindan un adecuado servicio de atención primaria de la salud y de alta complejidad, no solo a sus habitantes sino también a los de la región circundante.

A la atención brindada por los hospitales públicos (Hospital Municipal de Agudos “Dr. Leónidas Lucero” y Hospital Interzonal “Dr. José Penna”) se suma la de las unidades sanitarias y centros de salud barriales dependientes del municipio, y hospitales, sanatorios y clínicas privadas.

Presencia de Organizaciones de la Sociedad Civil

La ciudad es sede de un importante número de OSC entre las que se encuentran clubes, sociedades de fomento, bibliotecas, entidades gremiales, asociaciones empresarias, fundaciones, centros de investigación.

De acuerdo a un relevamiento realizado en el año 2003 eran 803 las organizaciones que se desempeñaban en Bahía Blanca y aglutinaban a 18.983  personas.

Ello permite afirmar que la ciudad cuenta con una estructura de contención amplia y sólida constituida por instituciones –tanto oficiales como no gubernamentales- que desarrollan tareas orientadas a una variada población.

Bahía Productiva

Características generales

Bahía es una ciudad con importantes sectores de actividad, con una ubicación clave en el sudoeste bonaerense, dada su condición portuaria y de nodo energético-logístico. A esto se le suman varias condiciones que la hacen un lugar atractivo para la radicación de inversiones, como lo son la existencia de un parque industrial y una zona franca, y el acceso a capital humano calificado dada la presencia de universidades nacionales, provinciales e institutos terciarios.

Bahía cuenta con una estructura productiva ampliamente diversificada caracterizada por su moderna plataforma de comercios, servicios y un sector industrial dinámico y en expansión.

La escala de producción del Polo Petroquímico y los proyectos emplazados en el área portuaria han permitido que Bahía Blanca adquiera un rol destacado dentro del escenario industrial nacional, potenciando asimismo su proyección en el mundo.

Complementan el sector productivo un universo integrado por Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) productoras de bienes y servicios, destacándose el Parque Industrial que ofrece ventajas y facilidades para la radicación de nuevas inversiones.

Nuevos oportunidades de negocios suponen el Parque Agroalimentario General Cerri, el Parque Logístico, el Polo Tecnológico y la Zona Franca Bahía Blanca – Coronel Rosales.

La Interacción entre las empresas existentes, el Puerto y el sistema científico tecnológico estimula las sinergias que consolidan a la ciudad y su región como centro estratégico económico del Mercosur.

El Puerto

Bahía cuenta con un importante puerto que por su localización estratégica y por poseer 45 pies de profundidad, a partir de las obras de dragado del canal principal, se constituye en la vinculación de la ciudad con el exterior ya que posibilita un fluido intercambio comercial con el resto del mundo y lo convierten en la principal estación marítima de aguas profundas del país.

A lo largo de 25 km sobre la costa norte de la ría y con un canal de acceso de 92 km de longitud se extiende un amplio conjunto de instalaciones que permiten el asentamiento de empresas especializadas en la carga y/o descarga de todo tipo de productos. Dentro de la zona portuaria se localizan empresas especializadas de gases, combustibles y subproductos químicos, como así también en la carga y/o descarga de cereales, oleaginosos y subproductos.

El puerto, que es la salida natural de la producción de cereales y oleaginosos de una vasta zona de influencia, mejoró su desempeño a partir de la Creación del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca en el año 1993, cuando por la política de descentralización portuaria impulsada en la provincia de Buenos Aires y la sanción de la ley de N° 11.414, se convirtió en el primer puerto autónomo de la Argentina. Esta experiencia positiva permitió que en dicho consorcio estén representados el gobierno provincial, el Municipio de Bahía Blanca y los sectores industriales, de servicios y gremiales que intervienen en la operatoria y desarrollo portuario. Desde ese año el consorcio tiene a su cargo la administración y explotación del complejo portuario de Bahía Blanca.

Complejo Industrial

La ciudad cuenta con un importante complejo petroquímico instalado en el área portuaria, en donde se producen combustible, plásticos y fertilizantes. También cuenta con un parque industrial líder en el interior de la provincia por su extensión y cantidad de empresas. A su vez, existe un gran desarrollo de la red de empresas que brindan servicios y soluciones tecnológicas al resto de la industria.

Comercios y Servicios

La ciudad cuenta con sector consolidado de Comercios y Servicios con impacto en la región. Las cámaras que representan institucionalmente a los casi 6000 comercios de la ciudad, son la corporación del Comercio, Industria y Servicios de Bahía Blanca (CISS) y la Cámara de Comercio de Bahía Blanca. Los rubros más destacados son supermercados, indumentaria y calzado, y equipamiento para uso doméstico. Otro sector con recientes inversiones y un desarrollo importante es el hotelero y el gastronómico.

Sector Primario

El sector primario no presenta una importancia destacada dentro del sector productivo. Tanto la cantidad de personas ocupadas como el valor de la producción del sector no observan magnitudes de importancia. De todas formas, el desempeño del sector –considerando la producción del Partido de Bahía Blanca como la de los Partidos aledaños- presenta una relevancia significativa dado que la producción se exporta básicamente desde el puerto local, impactando a su vez, en la dinámica económica de de la ciudad.

De la superficie destinada a las actividades rurales, algo más del 70% se asigna a la ganadería, y el resto a la explotación agrícola; dentro de ésta última actividad se destacan  los cultivos de verano (maíz, girasol y sorgo) y los cultivos de invierno (trigo y avena).

Se practican también otras actividades vinculadas a explotaciones intensivas en quintas y granjas que no presentan gran relevancia. En lo que respecta a la producción hortícola, si bien solo unos pocos productores poseen alrededor de 20 has, el promedio de las explotaciones varía entre 5 y 10 has.

 Se cultiva básicamente tomate, cebolla, acelga, lechuga, repollo, coliflor, zapallo, pimiento y maíz duce. Dicha producción hortícola se comercializa principalmente en Bahía Blanca y Punta Alta a través de la Cooperativa de Horticultores, el Mercado Mayorista, los comercios minoristas y, en menor medida, a través de cadenas de supermercados.

Capital Humano

En la ciudad se encuentran dos universidades nacionales, la UNS y la UTN, y una provincial, la UPSO, que generan profesionales que cubren las necesidades de los sectores industriales y de servicios. A su vez, el CONICET cuenta con distintos institutos de investigación que brindan capital humano a las industrias, como la Planta Piloto de Química (PLAPIQUI). Además la ciudad cuenta con distintos institutos de educación terciaria que complementan la oferta de capital humano.

Nodo energético-logístico

Bahía Blanca se encuentra en la convergencia de los gasoductos provenientes de las principales cuencas gasíferas. Existen dos centrales de generación eléctrica que generan 1300MV, y también tiene una posición estratégica en la red de transporte de alta tensión. Por otro lado, presenta un nodo vial que conecta al puerto con su hinterland a través de seis rutas (cinco nacionales y una provincial), sumado a la presencia de una importante red de ferrocarriles. Todo esto hace a Bahía Blanca un nodo energético y logístico ideal para la radicación de empresas.

Zona Franca

La ciudad forma parte de una zona franca Bahía Blanca-Coronel Rosales (ZFBBCR), un área de extraterritorialidad aduanera y no arancelaria, donde la mercadería no está gravada por el pago de aranceles ni restricciones de carácter económico. La ZFBBCR cuenta con una localización estratégica, con posibilidades de inserción en el mercado mundial de manera competitiva.

¿Dónde queda Bahía?

La ciudad de Bahía Blanca está localizada a los 38º 44’ Latitud Sur y 62º 16’ Longitud Oeste de Greenwich, al sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, sobre la costa del océano Atlántico.

Compartir