Propósito y alcance

La Municipalidad de Bahía Blanca suscribirá con las empresas sujetas a fiscalización en el marco habilitado por la ley provincial 12530 un acuerdo para ampliar los alcances de las acciones de relevamiento de factores con incidencia sobre el medio ambiente, los que se denominarán Programas Bilaterales.

Estos Programas Bilaterales incluirán el control de las variables reguladas por la legislación vigente mediante la participación de personal del Comité Técnico Ejecutivo (CTE) en su monitoreo y control interno- los desvíos que pudieran registrarse serán sometidos a un proceso de regularización- y, con el fin de perfeccionar el conocimiento sobre el medio ambiente, se extenderán al monitoreo de variables actualmente no reguladas; a ese efecto se cubrirán aspectos relativos a los aportes como a la influencia sobre los cuerpos receptores.

La modalidad de formalización de acuerdos tendientes a enriquecer el conocimiento de los sistemas ambientales de la región podrá ser extendida por mutuo consentimiento a otras empresas e instituciones cuyas actividades posean incidencia en su comportamiento y/o calidad o provean elementos útiles para su eficiente manejo.

Implementación del programa

Contemplando que cada empresa tiene su propio programa de monitoreo ambiental, que es elaborado según las pautas establecidas en el decreto 1741/96 reglamentario de la ley provincial 11459, el Comité Técnico Ejecutivo implementará un programa de desarrollo común a las empresas reguladas- Programa Integral de Monitoreo- y, otro particularizado dedicado a:

Optimizar los recursos y accesibilidad de información sin superposición de esfuerzos y costos.

Contemplar las diferencias en las tecnologías propias de cada planta, aún para la misma empresa.

Diferenciar los procesos de elaboración de cada planta (lo que conlleva a diferenciar los compuestos de interés a controlar).

Los objetivos del desarrollo de ambos programas incluirán:

Un relevamiento de los programas de monitoreo actualmente en ejecución por parte de las distintas empresas, incluyendo cuerpos de agua superficial, aguas subterráneas, efluentes líquidos, emisiones gaseosas y aire ambiente exterior. En caso de plantearse la posibilidad de evaluar pasivos ambientales, también podrá incluirse dentro del programa de monitoreo.

Un análisis de los objetivos de dicho programa que incluya: información acerca del muestreo, protocolos de análisis, frecuencias de muestreo, responsable/s de los análisis (interno y/o externo), tipos de contaminantes monitoreados, tipos de emisiones monitoreadas (fijas ó fugitivas, descargas líquidas unitarias ó unificadas, etc.).

Un análisis estadístico de la serie de datos que permita estimar valores medios, desviaciones estándar, tendencias, representatividad de los muestreos, alejamiento o no de los valores reglamentarios, etc.

Un seguimiento aleatorio de las mediciones y/o calibraciones periódicas realizadas dentro de este programa, ó una coordinación de intercalibración de técnicas analíticas.

Regresar
Compartir