Casas de fin de semana, hermosos chalés, arquitectura de diversos estilos y jardines floreados… Todo esto y más lo vas a ver en este recorrido que te proponemos por diferentes zonas de la ciudad, principalmente por la Avenida Alem. En su gran mayoría, estos espacios fueron refuncionalizados como oficinas administrativas o locales gastronómicos, pero manteniendo su fisonomía y arquitectura. Otros en cambio, son ahora museos o espacios culturales que abren sus puertas al público en algunas ocasiones en las que organizan eventos artísticos, culturales, educativos, entre otros.

TEATRO MUNICIPAL | Alsina y Av. Alem

Es el más significativo de la ciudad y constituye uno de los centros culturales más destacados. Su ubicación es de privilegio ya que ocupa el solar que da nacimiento a la Av. Alem. Inaugurado el 9 de agosto de 1913, posee una capacidad para 850 personas distribuidas en plateas, palcos, paraíso y palco oficial. Cuenta además con 6 salas de ensayo y diversos talleres. Por su variada actividad está posicionado como uno de los diez teatros más importantes del país. El mismo es sede de la Orquesta Sinfónica Provincial y del prestigioso Ballet del Sur.

En el año 2011 por sus características edilicias e históricas fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Entre las celebridades nacionales e internacionales que visitaron este teatro podemos mencionar a Carlos Gardel quien en 1918 presentó su espectáculo en nuestra ciudad en una gira nacional; en 1948 los vecinos pudieron ver a Eva Perón en uno de los balcones dando un discurso. Y fue aquí donde el bahiense Emanuel Ginóbili exhibió la medalla de oro ganada en los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004.

CASA COLEMAN | Av. Alem 41

Ubicado en la primera cuadra de la Av. Alem. Este típico chalet con cubiertas de teja y un singular mirador en su planta alta fue construido en 1928 por Pedro Cabré Salvat, siendo adquirido en 1931 por Arthur Henry Coleman, máxima autoridad local del Ferrocarril del Sud, por lo que la propiedad comenzó a ser un punto de recepción de personalidades y reuniones sociales.

Dos décadas después del fallecimiento del Sr. Coleman, en 1972, el edificio fue adquirido por el CONICET y funcionó allí el Instituto Argentino de Oceanografía (IADO) durante 25 años. Desde el año 2005 FUNDASUR, en el marco del convenio firmado con el CONICET, lleva adelante en este espacio el proyecto denominado Muestra Permanente de Ciencia y Desarrollo.

CONSULADO DE ITALIA | Av. Alem 309

Se trata de uno de los ejemplos más interesantes de la arquitectura neo-renacentista que ofrece nuestra ciudad. Este edificio alberga desde 2012 el Consulado Italiano.

CASA Y ESTUDIO PILLADO | Av. Alem y 19 de Mayo

El Dr. Pillado, un conocido abogado local en la década del ‘30, decidió edificar su vivienda y estudio jurídico, siguiendo la línea de los movimientos arquitectónicos modernistas. Contrató al arquitecto Wladimiro Acosta, que aplicó el denominado sistema Helios el cual mediante precisos estudios mantenía, por medio de elementos constructivos, las mejores condiciones térmicas todo el año.

Tomando también elementos de la estética racionalista, la casa que vemos hoy fue el resultado de su experticia.  La obra se llevó a cabo durante 1935. El constructor fue Pascual Arcuri y se trató de la primera vivienda bahiense con estructura independiente de hormigón armado.

FUNDACIÓN EZEQUIEL MARTINEZ ESTRADA | Av. Alem y Salta

Lugar de residencia del escritor nacido en 1895 en Santa Fe y radicado desde 1949 en Bahía Blanca. Recibió dos veces el Premio Nacional de Literatura y fue presidente de la Sociedad Argentina de Escritores. Entre sus obras se destacan “Radiografía de la Pampa”, escrita en 1933, “Heraldos de la verdad” de 1958 y “Tres poemas del anochecer”, publicada en 1964.

CASA DE LA CULTURA | Av. Alem 925

Ubicada frente a la Fundación Ezequiel Martinez Estrada. Esta antigua casona de estilo colonial de principios del siglo XX, se encuentra en excelente estado de conservación rodeada de jardines que aún conserva su antigua vegetación de aguaribayes. Fue otorgada a la administración de la Secretaría General de la Universidad Nacional del Sur.

Es un espacio muy acogedor dedicado a actividades académicas y culturales que ofrece. Tanto sus salones como sus jardines, suelen albergar muestras, exposiciones, presentaciones de libros, actividades teatrales, musicales, exhibiciones fotográficas, pictóricas y escultóricas, seminarios, actos y eventos académicos, congresos, jornadas, actividades teatrales y musicales.

CLUB UNIVERSITARIO | Av. Alem 1100

Fue construido en 1930 por Adalberto Pagano como sede del club Sociedad Sportiva. Hoy es una institución social y deportiva sin fines de lucro, conducida mediante una comisión directiva integrada por estudiantes universitarios. Allí se desarrollan actividades deportivas y culturales para socios y público en general.

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL SUR | Av. Alem 1253

Por su nivel académico está ubicada entre las primeras universidades de Argentina, siendo un orgullo para la comunidad. Por su calidad académica congrega además estudiantes internacionales que optan por esta casa de estudio para perfeccionar sus profesiones. Se fundó el 5 de enero de 1956. El edificio actual fue finalizado en el año 1963, posee un estilo neoclásico con columnas gigantes, las que junto con las escalinatas de acceso realzan su fachada.

Destaca también por la reconocida Fuente Lola Mora situada en su frente. Fue inaugurada el 18 de diciembre de 1978, la estructura central es de autor desconocido, complementando en los costados dos capullos de rosas de mármol de Carrara que fueron hechos por la escultora tucumana Lola Mora.

CASTILLO DE AVENIDA ALEM |  Av. Alem 1200

Fue construido en 1909 según un diseño del arquitecto catalán Joaquín Saurí, y se trata de la construcción más antigua de la avenida. Su función original fue servir de casona para las actividades y personal de servicio. Su diseño de estilo de fantasía era propio de los, por aquel entonces, “barrios adornados”.

Declarado Bien Patrimonial, en la actualidad posee en su parte posterior un edificio en altura y funciona como heladería.

BARRIO PARQUE PALIHUE | Casanova y Fuerte Argentino

El barrio debe su origen y nombre al Club de Golf emplazado en una zona aledaña que fue diseñado y proyectado por Manuel Mayer Méndez hacia 1940. Fue bautizado “Palihue” derivado de dos palabras mapuches en idioma mapudungun: pali, bola utilizada para el juego de la chueca o palín, y hue, “lugar”, por la cancha donde se practicaba.

Se caracteriza por su urbanización de calles anchas, parquizadas y de traza irregular y zigzagueante, aprovechando la lomada del lugar; así como por sus residencias espaciosas y de alto valor inmobiliario.

En la parte más elevada del barrio, los Altos del Palihue, se alza uno de los campus de la Universidad Nacional del Sur. En uno de los accesos al barrio (Casanova) se encuentra la Plaza del Árbol de Guernica, y en ella un retoño del histórico roble, donado por la colectividad vasca bahiense. La plazoleta del centro en cambio, fue diseñada en honor a Domingo Faustino Sarmiento.

En el interior del barrio se encuentra El Mirador, al cual se puede ingresar desde una loma por la calle Av. Cabrera. Desde allí se puede obtener una visión panorámica de la ciudad, pasando por todo el conglomerado urbano hasta el puerto de Ingeniero White, el polo petroquímico y la ría. Es recomendable visitarlo para el atardecer en especial de noche con toda la iluminación de los edificios.

CASA CATALANA | Rondeau 51

Se trata de un Bien de Interés Testimonial Provincial y Bien Patrimonial Local, ejemplo del modernismo.

La planta baja data de 1901, una propuesta ecléctica, revoque simil piedra, de medida decoración y rejería metálica. Para construir la segunda planta del edificio en 1921, se contrató a Pedro Cabré Salvat, uno de los constructores locales más talentosos, nativo de Cataluña, y radicado en nuestra ciudad en 1907. El diseño recrea el uso del trencadís, método creado por Gaudí, que se basa en el uso de trozos irregulares de cerámica de distintos colores. Por este motivo es conocida como la Casa Catalana. Se destacan el colorido de sus cuatro columnas, con distintos motivos decorativos. También el modernismo, se aprecia en las curvas de la parte inferior del balcón.

BARRIO INGLÉS | Av. Colón y Brickman

Todo el conjunto de edificios construidos por el Ferrocarril BBNO fue declarado Conjunto Histórico Urbano Arquitectónico. Dentro del mismo, se encuentra el denominado Barrio Inglés ubicado en la intersección de las calles Brickman y Av. Colón.

Este conjunto habitacional, también conocido como “Nueva Liverpool”, se posiciona como un patrimonio de trascendencia internacional. Fue construido en 1908 para servir a sus obreros. Cada bloque de dos plantas aloja cuatro departamentos. Se destacan por su típica arquitectura ferroviaria inglesa: las cubiertas de pizarras, las clásicas chimeneas y la aparición del hierro forjado. Las viviendas aparecen retiradas de la línea municipal, lo cual permite formar un patio anterior, toda una jerarquización para cada unidad.

LOS CHALÉS DE VILLA HARDING GREEN | Araucanos 3400

Conforman un conjunto de cuatro viviendas tipo chalet, construidas en las primeras décadas del siglo XX como parte del impulso que se pretendía dar por entonces a Villa Harding Green, uno de los tantos loteos planteados en la época, destinados dar una posibilidad concreta al trabajador de adquirir su propio terreno y edificar su vivienda propia.

Este barrio fue creado en 1907 por iniciativa de Ernesto Parral, quien sacó a remate sus lotes en cómodas cuotas mensuales, garantizando el servicio de agua potable, una rica forestación y el transporte urbano a través del tranvía eléctrico. A pesar de su incansable esfuerzo, el barrio nunca logró fortalecerse según la idea original de Parral de establecerse “Barrio Parque”.

Los chalés, de tipo “Adornado”, según se los llamaba entonces, quedaron por testimonio de parte de aquel emprendimiento. Uno de ellos perteneció a Arturo Coleman, máxima autoridad del ferrocarril del Sud, el que se llamó “La Emilia”, en referencia a su mujer, y el otro, llamado “El Retiro”, hoy propiedad del municipio, fue parte de un sistema ideado por el propio Parral, de construir el inmueble y luego sortear mediante la venta de una rifa con mil números. Fue el denominado “Hogar por sorteo”, de mucho éxito en la ciudad y la región.

Compartir